Actualidad - A enseñarle a comer golosinas a nuestros hijos!

Publicado por el 7 julio, 2014 - Sin comentarios
Categorias : Actualidad , Familia | Tags : , , ,

Los niños pequeños, y los grandes también para qué negarlo, suelen enamorarse de las golosinas y comerlas sin control.  Este hábito puede volverse algo peligroso.  Por esto mismo resulta útil saber cómo cuidar los dientes de los pequeños que empiezan a probar sus primeros dulces,.  En otras palabras conocer qué tipo de golosinas pueden consumir y con qué frecuencia.

Imagen vía: Sportsworld

Imagen vía: Sportsworld

 

Un punto vital a tener en cuenta en la cuestión de las golosinas y los niños es el comienzo de su consumo.  De esta manera, lo más aconsejable es comenzar a consumirlas  luego de los 5 años.  Esto se debe no sólo a los azúcares que contienen los dulces, sino también al hecho de que los pequeños de menos de 5 años suelen llevar una higiene bucal deficiente, porque aún no tienen el suficiente control sobre el cepillo de dientes.

¿Cuántos dulces y en qué momento los pueden consumir?

La ingesta de golosinas debe ser controlada por los padres en todo momento, tratando de reducir los momentos de azúcar a la menor cantidad posible. La frecuencia en que se consumen debe ser menor a 4 veces por día, ya que la saliva tiene una función reguladora del PH, actuando como amortiguador de la acidez.

¿Qué golosinas comer?

Al momento de elegir las golosinas, se recomienda optar por las más pequeñas, de manera que sea menor la cantidad de azúcar que se consuma, debido a que los hidratos de carbono son metalizados por las bacterias de la placa bacteriana, y el ácido resultante produce la descalcificación de la superficie del diente. Hay que tener en cuenta que los dulces pegajosos son los peores y que los líquidos como gaseosas y jugos también pueden generar caries.

¡A cuidar los dientes!

La educación en salud bucal en los niños es de suma importancia para su buen desarrollo. Lo ideal es acompañarlos al dentista y enseñarles a higienizarse la boca 3 veces al día como mínimo. La primer visita al odontólogo debe hacerse cuando el niño completa la erupción de las piezas temporarias, es decir, a partir de los 2 años. Por su parte, el cepillado debe comenzarse cuando sale el primer diente, siempre con la participación activa de los padres. Fomentar el hábito de la higiene resultará crucial para el cuidado de los dientes de nuestros hijos.

Fuente: Pablo Colla y Guillermo Tasello

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...