Actualidad - Amor de Familia: Maridos celosos de los hijos… y viceversa

Publicado por el 26 octubre, 2011 - 2 comentarios
Categorias : Actualidad , Amor Actualidad , Familia | Tags : , , , ,

Cuando un hombre y una mujer deciden encarar un proyecto de familia, poco imaginan lo que realmente significa y cuál será el devenir de tamaña empresa. Por suerte, la mayoría se anima y se lanza a la aventura.

Fuente Imagen: onfamilia.com

La primera fase es el casamiento y la firme decisión de que el espacio que antes era propio ahora es compartido. La segunda es la llegada de los hijos y este nuevo rol para el que ambos creen estar preparados… y resulta tan incierto como único para cada hijo que llega. El espacio que antes era compartido por dos ahora suma nuevos miembros.

Un detalle no menor, que debe ser administrado por las mujeres con la habilidad que nos caracteriza, son los celos. Tanto de los chicos entre sí como del marido, que empieza a ver y sentir que su adorada esposa ahora tiene otras prioridades, o sea los hijos, y que casualmente él ha sido arte y parte en ese nuevo escenario.

Los celos son naturales en todas las personas con mayor o menor intensidad. A medida que crecemos, sería lógico poder dominarlos y razonar las situaciones para así entender qué es lo que nos pasa y por qué sufrimos. Esto que parece tan simple no es fácil llevarlo a la práctica y mucho menos para ellos.

Fuente Imagen: expresionprovida.com

Analicemos un poco la situación: el hombre se casó con su mujer y de buenas a primeras, otro ser humano de apenas unos kilos de peso, le arrebata la atención y sobre todo, se “adueña” del cuerpo de su compañera. Viéndolo así, podemos entender un poco más esos arranques de enojo que los maridos tienen cuando la mujer sólo tiene tiempo para el bebé… El marido sabe y ha aceptado el proyecto, pero esto no es suficiente para aplacar los benditos celos.

Pero cuando los chicos crecen, la cosa se puede complicar aún más: si nuestra atención se inclina en pos del marido, son ahora los chicos los que van a reclamar. ¡Y vaya que lo hacen! Por eso, aquí van algunos consejos que, si bien no van a hacer desaparecer el problema, sí van a suavizar la situación. Primero para las mamás de bebés:

– Que tu marido sea parte de tu nuevo rol: la llegada del bebé te convirtió en mamá pero no por eso dejaste de ser esposa. Por lo tanto, que él comparta también tus momentos con el bebé, cuando lo amamantás, cuando lo bañás, cuando lo cambiás, etc.

– Dale importancia a su rol de papá: promové sus momentos con el bebé, que se anime a bañarlo y a cambiarlo solo.

– Dedicale unos minutos sólo a él: así como tenés tus momentos únicos con tu hijo, hacete del tiempo para compartir con él un café a solas.

– Mucha comunicación: hablá mucho, contale qué te pasa. Acordate que es hombre y nunca va a experimentar una sensación maternal como la tuya.

Sigamos ahora con los consejos para las mamás de chicos más grandes:

– Diálogo: fomentá las charlas de tu hijo con ambos, papá y mamá. De esta manera reforzamos los roles que cada uno desempeñamos.

– Marcá límites: es muy importante, sobre todo con los adolescentes, dejar en claro los límites y así evitar confusiones.

– Otorgar importancia a los roles: tanto papá como mamá tienen roles definidos. Tu marido se va a sentir sostenido por vos y los celos se aplacarán por sí solos.

– Comunicación en la pareja: que él sienta que siguen siendo una pareja más allá de ser padres. Buscá ratos para estar solos, algunas salidas como cuando eran novios no vienen nada mal.

Nadie tiene la fórmula mágica, pero está claro que no viene mal una ayudita cuando de “administrar” la familia se trata. Por suerte, las mujeres tenemos esa maravillosa capacidad de poder con todo… también con los celos de las personas que más amamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 Promedio de votos: 4,75 de 5)
Loading...