Actualidad - La duquesa de Alba y la diferencia de edad

Publicado por el 28 octubre, 2011 - 9 comentarios
Categorias : Actualidad , Amor Actualidad | Tags : , , , , ,

Días atrás, el mundo se paralizó y sorprendido miró hacia España. No, el motivo no era la crisis económica: esta vez, los comentarios giraban en torno a una mujer de 84 años que se casó -por tercera vez- con un hombre 28 años menor que ella. Se trataba nada menos que de la duquesa de Alba, una señora que en el Viejo Continente quien ostenta tantos títulos nobiliarios… que no está obligada a arrodillarse frente al Papa!!!!

Fuente Imagen: m24digital.com

¿Quién no pensó que la Duquesa no estaba en sus cabales, que seguro era una demente, que ERA OOOBVIO que él quería quedarse con todos sus millones de euros? Yo, por mi parte, recordé la frase sapiencial: “Quien esté libre de pecado que arroje la primera piedra”, porque, salvando las distancias -en edad, kilómetros y, obviamente, millones- mi pareja es cinco años menor que yo…

Ingoro qué le pasó a Alba por la cabeza cuando se dio cuenta que le gustaba “el jovencito de 60″. No sé si pensó que él iba a poder darle lo que necesitaba, o si imaginó la reacción de sus hijos, o en lo que la sociedad española iba a decir… Pero sí sé lo que me pasó a mí: mis dudas a comenzar la relación, relfexionando si la experiencia de vida de mi hombre iba a ser suficiente para mí, y “si, si, si…”: ¡cuántas dudas tuve que superar para animarme!

Fuente Imagen: glamour.actitudfem.com

Obsesionada hasta la médula con la historia de la Duquesa y el plebeyo, leí cuanta revista pasó por mis manos y así me enteré que hace ocho años están juntos, que la boda fue una formalidad porque ellos ya estaban unidos de hecho y, obviamente, que España se dividió en dos: unos pensaban que él era un oportunista que quería quedarse con sus millones, otros creían que se trató del último capricho de amor de una mujer apasionada.

Me gustó la segunda postura, y volví a reconfirmar lo que considero una verdad: que la diferencia de edad no debería ser un problema, porque las oportunidades en el amor son infinitas. Vi a una mujer, casi en el final de su vida, bailando una zarzuela descalza en su civil: feliz, alegre, con toda esa fuerza y esa energía que desde los 20 años llevamos adentro (por más que el envase diga otra cosa), con la firme decisión de casarse porque está TAN ENAMORADA que hizo oídos sordos la opinión del resto del mundo. Esto me llenó de optimismo… ¡y hace que al final del día quiera tener un poquito de la actitud de Alba yo misma!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 Promedio de votos: 4,77 de 5)
Loading...