Belleza - Experimentos químicos

Publicado por el 11 julio, 2011 - Sin comentarios
Categorias : Belleza , mujer de 30 | Tags : , , , ,

TEMA DEL DIA. Belleza: Baile de peluqueria

En mi cabeza se experimentaron flequillos a lo Johnny Ramone, rojos carmín, platinados y negros azabache.  Todo por culpa de las revistas Caras y Hola, que absorben mi atención (con el último romance de Paris Hilton, por ejemplo) y hacen que le saque el ojo auditor al peluquero. Siempre termino diciendo: “si, dale, probemos”, y  recién recupero la cordura cuando el desastre no tiene remedio.

Foto: npds.co.uk

Mi primera auto-incursión peluqueril fue a los 11, cuando decidí hacerme un flequillo poco favorecedor para mi ya entonces prominente nariz. Desde entonces aprendí a tomar con resignación mis metidas de pata capilares, y ni siquiera aquel día que me entregué a un espantoso negro azulado perdí el buen humor y la ganas de salir a la calle hecha un esperpento, en lo que a peinados se refiere.

Mi carrera de horrores capilares incluyó corte a lo Araceli  González a los 14, carré rubio a los 15, claritos a los 16, rubio Zulema Yoma a los 17, platinado a los 18 y caoba a los 20. Cada desastre, lejos de desmoralizarme, me impulsaba a buscar nuevos límites y posibilidades de…nuevos horrores!!!.

Por supuesto tantos años de experimentos químicos, consentidos y no consentidos en mi cabellera dieron por resultado una esquelética ESCOBA de Mil años de antiguedad: con tres pelos y secos. Así que decidí terminar con mi eterna adolescencia peluqueril, y volví a mi clásico y poco arriesgado castaño oscuro, que con un poco de paciencia volvió a crecer en un volumen aceptable. Ahora, sólo voy a la pelu cada 6 meses, a cortarme las puntas.

Mechi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 30 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...