Belleza - Un rebelde sin causa

Publicado por el 14 noviembre, 2011 - 2 comentarios
Categorias : Belleza , Tema del dia | Tags : , , , ,

TEMA DEL DIA. Belleza: Una cuestión de pelo.

Fuente Imagen: tolorosa.com

Si pudiera encarnar a mi pelo en un personaje que lo identificara, sería un adolescente indómito e indiciplinado, un perfecto rebelde sin causa. ¿Qué razón pueden tener esos bruscos cambios de temperamento que cambian su aspecto en un rato? Lo lavo con el mejor shampoo, le pongo cremas capaces de domar a un león (según dice el prospecto), lo seco con paciencia, le busco la vuelta para que se quede quietito ahí donde me gusta verlo… Pero una hora más tarde, ya disfrutando de una reunión, fiesta de casamiento o salida a comer con amigos, ¡comienza la rebelión capilar sobre mi cabeza!: el espejo me muestra un cambio inesperado y no soy más la que salió de casa con pulcro tocado sino una nueva versión de mí misma con un perfil que tiene un poco de la cabellera de Capusotto y algo de la de la Duquesa de Alba… Ya no está tan lacio, ni tiene las puntitas para abajo todas iguales. ¡AUXILIO! ¿Qué esperan para inventar el cepillo-peine-secador?

Me pregunto: ¿hay alguna razón genética que de órdenes contrarias a las mías? Si hay tantas mujeres que conservan el peinado a la perfección aunque corran, bailen o duerman, ¿por qué a otras no nos ocurre lo mismo y llegamos a pensar que tendríamos que haber nacido en un país árabe que nos obligue a taparnos la cabeza con el chador? Pero como somos de esta parte del mundo, la solución está en sacar de la cartera broches, hebillas y vinchas que, si por mi fuera, usaría todas juntas y en grandes cantidades, como las niñas de colegio de monjas, para que no se vuele ni un pelito…

Hay más soluciones, pero nunca tuve la valentía de ponerlas en práctica: está la peluca que vengo soñando desde los 5 años, ya se los conté; aunque no tiene por qué ser rubia, porque mi color es el castaño. Está también el sombrero para las grandes ocasiones o los gorros o sombreritos más coquetos, hay mucha variedad… pero ¿estaré cómoda? También podría recurrir a los recursos químicos: la queratina, el alisado progresivo, el shock reconstituyente y todas esas ofertas milagrosas que aparecen en cientos de publicidades prometiendo volumen, brillo, salud y más que nada… ¡cabello sumiso! ¿Será así? ¿Y si se me cae todo el pelo? Porque tanto no tengo… Los avisos me juran que, así como la oruga se transforma en mariposa, yo también cambiaré esa sensación de verme en el espejo como Sai Baba y me encontraré transfigurada en Catherine Zeta Jones. Pero no sé si creerles…

Lo bueno de todo esto es que mi pelo tiene períodos de madurez y deja de hacer lo que quiere conmigo para que yo salga de casa contenta y libre como el viento. Como si me pidiera disculpas, a veces toma conciencia de que vamos juntos y somos amigos: entonces hace las paces, se pone bonachón y muestra su charme para que yo pueda volver a formar parte del Club de las que están siempre bien peinadas… aunque mate la humedad.

@Mujerde60

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 60 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 Promedio de votos: 5,00 de 5)
Loading...