Belleza - Sí papá…tengo un piercing en la nariz

Publicado por el 3 octubre, 2011 - 1 comentario
Categorias : Belleza , mujer de 40 | Tags : , , , ,

Fuente Imagen: http://www.fotolog.com/


TEMA DEL DIA. Belleza: Rebeldía en el cuerpo
Lo bueno de los cuarentis es que puedo controlar ese impulso loco de decir me corto el pelo, me lo tiño o me hago un piercing, y lo puedo manejar porque son cosas que ya hice en mis años mozos. Lo único que me quedó pendiente es el tatuaje y no saben las ganas que me dan algunos días de decir: Tatuáme toooooda!

Bueno, toda, lo que se dice toda, no. En realidad lo que me gustaría hacer es tatuarme una mariposa muy chiquita en el cuello, justo en la parte donde termina la oreja. Es un lugar que siempre me gustó y el simbolismo de la mariposa también: viven un sólo día y tienen que aprovechar esas 24 horas porque es todo lo que van a tener. Sería como recordar lo que dice papá: “Viví un día a la vez”.

El tatuaje es algo que medito, pero no siempre medité todo. Cuando tenía 26 años me hice un piercing en la nariz. No me acuerdo por qué me lo hice, era más el hecho de hacerlo que otra cosa. Hoy pienso que fue una agresión al cuerpo o qué buscaba llamar la atención de alguna manera. Aunque no recuerdo que haya vivido alguna crisis por esos tiempos. 

En fin, el piercing, más conocido como Braulio -sí, a todo le pongo nombre-, era tan chiquito que papá no se enteró hasta el mes, cuando en una comida le dije: “Sí papá, tengo un piercing acá, lo ves?” Me miró y sólo agregó: “Pero hija, eso no se ve”.  Braulio fue un gran aliado. Realmente me gustaba y estaba feliz, hasta que el trabajo me llevó a tomar una decisión. En esa época trabaja en el diario haciendo entrevistas a políticos y cada vez que ponía el grabador para hacer preguntas me respondían MIRANDOME LA NARIZ!!!! Era realmente muy incómodo.

El límite llegó cuando en medio una entrevista, un conocido político argentino, me apaga el grabador en el medio de una respuesta. Yo pensé: “Genial, se me daaaa: Se viene la primicia!!!”. El, me mira, se acerca y dice en tono confidente: “No le dolió cuando le clavaron eso?”. Demás está decirles que le exploté de risa en la cara!!!! Le tuve que explicar que se ponía y se sacaba, que no era permanente y que no me habían clavado nada… Y sí, Braulio pasó a la historia luego de ese encuentro.

Male @Mujerde40

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 40 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 Promedio de votos: 4,50 de 5)
Loading...