Actualidad - Buenos y malos hábitos a la hora de dormir

Publicado por el 15 septiembre, 2015 - Sin comentarios
Categorias : Actualidad , Vida Diaria | Tags : , , ,

Si tienes problemas de sueño será mejor que no te pierdas esta nota en la que te contamos los mejores y peores hábitos que puedes tener a la hora de ir a la cama.

Imagen vía: El universo bajo el microscopio

Imagen vía: El universo bajo el microscopio

Los buenos hábitos

1. El horario: Fija un horario estable tanto para ir a la cama como para despertarte. Si por alguna razón excepcional trasnochas más de lo previsto, lo mejor será que no te levantes al día siguiente excesivamente tarde. De esta forma, aunque pasarás sueño un día, no alterarás el ciclo sueño/vigilia al que tu organismo está acostumbrado y podrás funcionar con normalidad durante el resto de la semana.

2. El dormitorio: Intenta que tu dormitorio sea cómodo, mantenlo bien ventilado, a una temperatura agradable, aislado de ruidos y luz. Usa un colchón confortable.  En caso de usar almohada, que no sea muy alta.

3. Ejercicio: Practica ejercicio moderado con regularidad, ya que favorece el descanso y la liberación de tensiones. Pero no lo hagas al menos tres horas antes de ir a dormir, pues a corto plazo tiene un efecto activador.

4. Actividades en la cama: No utilices la cama para ver la televisión, para escuchar la radio o hacer trabajos de oficina. Tampoco leas nada que te obligue a estar muy concentrada. En otras palabras, la cama debe ser primordialmente un lugar para dormir.

5. Postura y ropa: Adopta una postura física correcta y duerme con ropa cómoda que no moleste ni apriete.

Los malos hábitos

1. La siesta: No duermas durante el día. Puedes descansar unos 15 ó 20 minutos después de comer, pero no más.

2. La cena: Evita las cenas pesadas y tardías. No bebas líquidos en exceso, sobre todo tres horas antes de acostarte. No abuses del jamón, queso, panceta o tomate, ya que contienen tiamina, una sustancia que aumenta la liberación de un estimulante cerebral. Por el contrario, el yogurt, la leche o la banana, son alimentos ricos en triptófano y pueden ayudarte a conciliar el sueño.

3. Estimulantes: No tomes café ni té antes de ir a dormir. Preferiblemente, no fumes ni bebas nada de alcohol. Bebe mucho alcohol produce somnolencia, pero puede provocar despertares nocturnos, y abatimiento a la mañana siguiente.

4. Pastillas para dormir: No tomes pastillas para dormir. Aunque pueden ser efectivas en un primer momento, después de tres o cuatro semanas empezarán a dejar de serlo debido a la adaptación progresiva del cuerpo. Además, pueden crear dependencia. Por otra parte, las pastillas alargan el tiempo de sueño pero puede que no favorezcan la calidad del mismo. Sólo estarían indicadas como último recurso en casos definidos de insomnio crónico y siempre bajo la supervisión de un médico especialista.

5. Obligarse a dormir: No fuerces el sueño, sobreviene espontáneamente si se dan las condiciones adecuadas. Si al cabo de un rato de acostarte no logras dormir, no pierdas la paciencia dando vueltas; levántate de la cama y realiza alguna actividad relajante (leer, escuchar música …) hasta que llegue el sueño.

Fuente: Vivir al 100%

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...