Actualidad - Cine y mujeres: La película de Diana, la princesa del pueblo

Publicado por el 6 noviembre, 2013 - Sin comentarios
Categorias : Actualidad , Espectáculos | Tags : , , , ,

Más de 15 años después de la muerte de Diana o Lady Di en un túnel parisino, la industria del cine nos acerca una nueva película que toma como eje  una figura real.  En este caso se trata de  parte de la historia –hasta ahora secreta– que la princesa de Gales vivió con quien sería su gran amor, el médico cirujano pakistaní Hasnat Khan.

Diana según Naomi Watts

Diana según Naomi Watts

Diana fue seguramente una de las mujeres más fotografiadas del mundo. Entre 1981, año de su boda con el príncipe Charles, y 1997, fue dueña de una populararidad enorme gracias a su compasión, carisma, estilo, y también por su participación en actividades benéficas. La difícil relación que mantuvo con el príncipe de Gales y su posterior divorcio fueron comentados en todo el mundo.  A pesar de que en el imaginario popular la vida de las princesas es una de las más bellas, lo cierto es que Diana fue una mujer muy atormentada: ella misma reconoció que tenía tendencias depresivas, que se autolesionaba, y que tuvo bulimia nerviosa desde el año en que se casó.

Diana fue la tercera hija de los condes Spencer, que deseaban fervientemente un hijo varón. Transitó el desagradable divorcio de sus padres lo cual la dejó con un sentimiento de vacío y soledad que no se llegaría a llenar nunca. Como si fuera poco,  le tocó ingresar a una de las familias más rígidas y protocolares del mundo, donde, en sus propias palabras, “no se podía hacer absolutamente nada con naturalidad”. Se casó con el príncipe Charles el 29 de julio de 1981, luego de solo seis meses de noviazgo, en la Catedral de St. Paul, con más de tres mil invitados y ante setecientos cincuenta millones de televidentes. Pero la felicidad no duró mucho. Poco después del nacimiento de Harry, Charles reanudó su relación con su amor de juventud, Camilla Parker-Bowles, y Diana empezó un romance con su instructor de equitación, James Hewitt. Todo esto salió a la luz en 1992, año de su separación, en el libro de Andrew Morton, Diana, Her True Story.  Su funeral con honores de Estado, en la Abadía de Westminster, fue uno de los eventos más seguidos de la historia: lo vieron dos mil millones de televidentes. Meses después de su muerte, ciudadanos de todo el mundo seguían dejando ofrendas florales, velas, cartas y peluches a las puertas del Palacio de Kensington, dando cuenta de la magnitud de su legado y popularidad.

La verdadera Diana

La verdadera Diana

Pero volvamos a la película.  Interpretada por la actriz australiana Naomi Watts, en muy pocos días llegará a las salas “Diana”, un film que intenta reconstruir los últimos años de la princesa sin dejar de generar controversias. Este film retrata sobre todo el romance que mantuvo Diana con Hasnat Khan, el cual se llevó a cabo en el más absoluto de los secretos. Pasaban su tiempo en el departamento de Diana en el Palacio de Kensington o en el estudio de Hasnat en Chelsea, donde ella cocinaba, limpiaba y lavaba la ropa mientras él trabajaba en el hospital en jornadas de noventa horas semanales. Muchas veces, Diana usaba peluca y lentes de sol para disfrazarse, y una vez saltó de la ventana de un primer piso cuando lo visitó en el hospital. Con él la princesa persiguió una ilusión de “normalidad”. Khan ha revelado que en una ocasión fueron a un pub y ella quiso ordenar los tragos, ya que era algo que no había hecho nunca.  A medida que progresaba el romance, la princesa fantaseaba con la idea de casarse y mudarse con su novio a Pakistán, Australia o Sudáfrica. Tenía un retrato suyo en la mesita de noche, leía el Corán cada noche e incluso le presentó a sus hijos. Anhelaba tener una hija con él  a la que llamaría Allegra, nombre que le sugirió su amiga Annabel Goldsmith.  Pero las cosas no funcionaron como esperaba la pareja.  Es que Diana en sus relaciones era intensa y obsesiva, necesitaba afecto y atención constantes. Estaba obsesionada con el médico, y el carácter reservado del pakistaní empeoró las cosas. Pero al final, el mayor obstáculo fueron sus hijos, a los que pese a todo siempre priorizó. Para Khan, su única posibilidad de una vida común y feliz era en Pakistán, lejos de la atención mediática. Y era impensable que la reina o el príncipe Charles accedieran a que sus hijos vivieran allí por cualquier periodo de tiempo.  Poco después, a medida que se fue dando cuenta de que su relación con Khan era inviable, Diana empezó a frecuentar a Dodi Al-Fayed, según muchos para dar celos al médico.  Pero no te contamos más y te dejamos con el trailer de la película:

Fuente: Infobae

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...