Actualidad - Cultura: Lo que la Feria Internacional del Libro de Guadalajara nos dejó

Publicado por el 11 diciembre, 2013 - Sin comentarios
Categorias : Actualidad , Cultura | Tags : , , ,

Como les contamos hace unos días, en México se estuvo llevando a cabo uno de los acontecimientos culturales más importantes de ese país y de toda la comunidad hispanoparlante: La Feria Internacional del Libro de Guadalajara.  Con una asistencia de casi 751.000 personas (50.000 más que el año pasado), 1932 editoriales participantes, 20.300 profesionales del medio y la presencia de 656 escritores, la edición 2013 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara se volvió a consolidar como la cita anual más importante  para la industria del libro en lengua española.

Imagen vía: CNN

Imagen vía: CNN

La Feria este año reunió tres premios Nobel: Shimon Peres, Ada Yonath y Mario Vargas Llosa. Durante sus nueve días de actividades, hubo de todo: niños a la espera de la recientemente galardonada Elena Poniatowska para pedirle un autógrafo, jóvenes tirados en el piso durante horas para no dejar de leer la novela que acababan de comprar, un cronista mexicano que se declaró “argentinófilo” (el mexicano Carlos Velázquez, ganador del premio Bellas Artes de Testimonio Carlos Montemayor 2012 con El karma de vivir al Norte, título que evoca el de una canción del músico de rock  Charly García) y un lustrabotas orgulloso de haberle limpiado los zapatos a Vargas Llosa, entre muchas otras curiosidades.

Si bien todos estos acontecimientos son llamativos, el verdadero protagonismo se lo llevó la palabra “bibliodiversidad”, el término más solicitado para explicar la relación entre los soportes analógico y digital del libro del siglo XXI.  Por primera vez en su historia, esta Feria tuvo un Área del Libro Digital (con 20 expositores) y a una editorial mexicana de producción íntegramente digital (Editorial Ink), que presentó un centenar de títulos disponibles en Apple, Amazon, Google Play, Kobo y Barnes & Noble, la mayoría a un precio tres veces menor al de un libro en papel.

La venta nocturna del último viernes, con descuentos en todos los stands, convocó a más de 30.000 visitantes, una importante demostración de que, cuando la oferta es buena y el precio resulta accesible, los lectores no dejan pasar la oportunidad de llevarse un libro, sin importar del soporte en el que se encuentre.

Si bien el crecimiento del e-book es innegable, lo bueno es que no se alimenta de una decadencia del libro en papel. En una era en la que la lectura atraviesa todo tipo de formatos y soportes, el verdadero desafío editorial consiste en sumar lectores y encontrar el adecuado para cada tipo de libro.

Fuente: La Nación

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...