Actualidad - Dime qué tipo de celulitis tienes y te diré cómo combatirla

Publicado por el 2 noviembre, 2015 - Sin comentarios
Categorias : Actualidad , Belleza | Tags : , , ,

La celulitis es una alteración de algunos tejidos de la piel.  Suele presentar una consistencia blanda y de aspecto acolchado. Su origen es principalmente hormonal. Existen tres tipos de celulitis: acuosa, adiposa y fibrosa. Conocelos y aprende a luchar contra ellos.

Imagen vía: Telemundo

Imagen vía: Telemundo

 

Celulitis acuosa o infiltrada

Causas: la celulitis acuosa está provocada por una retención de líquidos causada por un problema en la circulación venosa o linfática.

Localización: se ubica sobre todo en glúteos, muslos, caderas, vientre y brazos.

Cómo identificarla: dado que este tipo de celulitis es producida por un problema de retención de líquidos elevada causada por problemas de origen circulatorio, es fácil identificarla por una sensación de piernas hinchadas y pesadas. La zona afectada es blanda al tacto y la piel tiene aspecto de piel de naranja. Al pinzarla con los dedos es flexible y no suele ser dolorosa.

Cómo combatirla: el tratamiento precisa de una mejora de la circulación, por lo que resulta idóneo el drenaje linfático. Se trata de un masaje que reactiva circulación la linfa favoreciendo la eliminación de las toxinas. Si existe sobrepeso es conveniente perderlo y reafirmar la piel. El ejercicio físico apropiado son los deportes que activan la circulación, como la natación o la caminata rápida. Lo importante es la actividad física realizada permita un ritmo continuo de intensidad moderada.

Celulitis adiposa

Causas: está provocada por un exceso de grasa y la consecuente acumulación de células adiposas bajo la hipodermis, la capa más profunda de la piel. Suele ser la consecuencia de una mala alimentación y de la falta de ejercicio físico.

Localización: se localiza principalmente en glúteos, muslos, caderas, vientre y cara interna de las rodillas.

Cómo identificarla: se caracteriza por la visibilidad de numerosos adipocitos. A simple vista se aprecian irregularidades en la superficie de la piel y suele asociarse a una pérdida de firmeza. Es blanda, espesa y normalmente indolora. Altera significativamente la silueta femenina.

Cómo combatirla: en este caso conviene mantener una alimentación que ayude a movilizar el tejido graso y eliminar los alimentos que contienen grasas saturadas. Por otro lado, es conveniente realizar ejercicio de manera habitual implicando la mayor cantidad músculos para reducir la grasa corporal acumulada.

Celulitis fibrosa

Causas: está por provocada la fijación de moléculas de glucosa en las fibras de colágeno o elastina.

Localización: se ubica principalmente en el interior de los brazos y los muslos, así como en los glúteos y las rodillas.

Cómo identificarla: se trata de una celulitis profunda acompañada de una flacidez cutánea severa. Es dura y suele ser dolorosa cuando se pliega la zona afectada. La piel muestra un aspecto muy irregular y no suele tener relación con un exceso de peso o volumen corporal. De hecho, es muy habitual en mujeres delgadas.

Cómo combatirla: para tratar la celulitis fibrosa conviene mantener una alimentación equilibrada y reforzar la dieta con más proteínas (carnes blancas, pescados, huevos) y legumbres. Asimismo es importante eliminar los productos precocidos y ricos en azúcares. La actividad física más adecuada es el trabajo de musculación, ya que ayuda a tonificar la musculatura e incrementar el gasto energético, mejorando así la línea del cuerpo.

Fuente: Doctissimo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...