Familia - Todas chancletas

Publicado por el 20 julio, 2011 - 3 comentarios
Categorias : Familia , mujer de 20 | Tags : , , , ,

TEMA DEL DIA. Familia: Los cuñados.

Cuando mi hermana cortó con su novio, yo lloré más que ella. Literalmente… Charlie estaba todo el día en casa, venía con nosotros a comer, de vacaciones, a lo de la abuela, al asado del tío, al cine, a la pileta y un gran etcétera. ¡Yo ya lo había adoptado como el hermano que nunca tuve! En ese momento éramos todas chancletas –exceptuando al rey de la casa, mi papá–, por lo que toda presencia masculina era bienvenida. Por eso, cuando me enteré de la separación le pedí que no lo hiciera, que lo reconsiderara, que podíamos hacerlo funcionar, que era lo mejor que le había pasado, ¿¿¿DÓNDE IBA A ENCONTRAR OTRO CUÑADO ASÍ??? Pero no hubo caso. Plantó un NO definitivo seguido de la prohibición terminante de contactarlo y nunca más lo volví a ver. Todavía estoy en duelo, ¡snif!

Fuente de Imagen: shutterstock.com

Con mi nuevo novio vino en el 2×1 un hermano un año menor, futuro cuñado y personaje más que interesante: ingeniero, FANÁTICO de la ciencia –y de los videojuegos–, es un militante rabioso de la lógica y la razón. Además posee admirables habilidades culinarias (sus pizzas son famosas y cocina su propio pan casero todas las mañanas) y está próximo a casarse con Lula, quien alguna vez en un trabajo remoto supo ser mi jefa buena onda. Como lo pinta la descripción, no tenemos mucho en común, pero nos llevamos bien. Siempre presto mucha atención a todos los datos interesantes que cuenta en las sobremesas, como que la Luna se encoge o la explicación de por qué Plutón NO es un planeta.

La única vez que tuvimos un pequeño intercambio de palabras –nada fuerte, por cierto– fue cuando le conté que había visto un documental sobre un “niño buda” que podía vivir durante días sin comer ni beber nada. INDIGNADO me preguntó ¿¿¿cómo podía creer en semejante pavada??? Yo, que no había meditado mucho el tema y que ya me había encariñado con la idea de que existiese este tipo de fenómeno, traté de reproducir más o menos los argumentos expuestos en el programa. ¡Para qué! Una hora más tarde seguía explicándome por qué era científicamente imposible y cuál era el truco. Conclusión: dejé los tópicos sobrenaturales fuera de las conversaciones y –por ahora– vivimos racionalmente felices para siempre.

Rosario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 20 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 Promedio de votos: 4,67 de 5)
Loading...