Familia - El pesebre de mi madre

Publicado por el 7 diciembre, 2011 - 1 comentario
Categorias : Familia , mujer de 60 | Tags : , , , , ,

TEMA DEL DIA. Familia: Rituales de Navidad.

Uno de los recuerdos más perfectos que guarda mi infancia es la preparación del pesebre de Belén. Mamá lo tenía adentro de una caja de madera guardada en el ropero más alto de la casa, porque era enorme, del tamaño de los que se verán en muchas iglesias a partir de mañana. Ocupaba una buena parte del living y se extendía, lleno de montañas nevadas, a la derecha y a la izquierda del Niño Jesús. ¡Qué enorme placer sentíamos al ver a mamá colgar desde el techo una gran estrella dorada! Siempre empezábamos por ahí, y después arrancábamos con las cajas y cajas maravillosas que guardaban una multitud de animalitos, pinos, pastores y ángeles.  Le poníamos algodón a todas las puntas montañosas, y desde ese lugar hacíamos bajar a las ovejas con un perro que las cuidaba, a los burros con los campesinos, a dos pastoras con delantal de flores que llevaban un corderito alzado, a otras que iban con baldes llenos de agua… Miro para atrás y me imagino la foto familiar completa, y me pongo a pensar en la canción “Fiesta” de Serrat, no me pregunten por qué…

Fuente Imagen: labotikadeanatolia.blogspot.com

Poco a poco nos íbamos acercando al momento mágico de la tarde: mamá sacaba con cuidado – para que no se rompieran- las tres figuras más importantes: la Vírgen María, con las manos en oración y una túnica de seda blanca, de rodillas junto al pesebre; San José, con hábito de arpillera y una soga en la cintura, también arrodillado mirando al Niño, y Jesús, con pañales de linón celeste, sobre un colchón armado con paja que siempre se andaba cayendo sobre el piso y nosotras recogíamos. Para mí, nada, absolutamente nada, era comparable a tener delante de los ojos a esa Sagrada Familia que siempre venía dibujada en los libros o las estampitas de Bautismo o Primera Comunión.

Desde que formé mi propia famlia, nunca dejé de poner al Niño junto al árbol del Navidad;  es  aquel mismo  Jesús de pañales de género, el mismo que guardaba mamá, que me lo pasó cuando me casé, porque era un regalo que recibí el día de mi nacimiento. Primero alguno le rompió dos dedos de las manitos abiertas, después un pie, pero lo disimulo con jazmines que corto cada día de la planta que tengo en el jardín. Aunque la casa quede vacía y nos estemos yendo de vacaciones, el Niño Jesús queda junto a la estufa hasta nuestra vuelta…

@Mujerde60

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 60 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 Promedio de votos: 5,00 de 5)
Loading...