Actualidad - Golosinas naturales para tu dieta!

Publicado por el 31 octubre, 2013 - 1 comentario
Categorias : Actualidad , Vida Sana | Tags : , , ,

Sí, tal como lo lees.  Es posible incorporar golosinas a tu dieta.  Eso sí … deben ser naturales! Siguiendo esta premisa, la mejor opción es hacerse amiga de las frutas desecadas como por ejemplo las que te mostramos más abajo.

Imagen vía Carritus

Imagen vía Carritus

Peras y manzanas
Las peras suelen encontrarse en rodajas y son de las pocas frutas deshidratadas que conservan cierta humedad interior, lo cual las convierte en tiernas al morderlas. El secado realza su sabor cítrico, igual que el de las manzanas, que quedan bien crocantes!

Damascos y duraznos
Los famosos orejones, tal como es conocida la versión desecada de estas frutas,  son los que más hierro aportan. Mientras los damascos suelen encontrarse partidos por la mitad, con una textura más gomosa y un gusto dulce concentrado, los duraznos pueden encontrarse  con y sin carozo.  Además suelen ser más tiernos, fibrosos y cuentan con bastante humedad.

Ciruelas  y uvas pasas
Las ciruelas mantienen cierta jugosidad y son las de mayor contenido en fibras. Hay distintos tipos, como las bombón o las presidente, grandes y con mucha pulpa.  Por su parte, las uvas pasas son las más variadas: hay negras, rubias, moscatel, chinche, etc., que al secarse pierden los ácidos típicos y se convierten en opciones súper dulces.

Higos y dátiles
Los higos secos tienen una piel gruesa y dura que recubre una pulpa cremosa parecida a la mermelada, sabrosa y muy dulce. Los dátiles, de  piel tersa y casi plástica, esconden una pulpa delgada de sabor dulce y especiado. Los higos tienen mucha fibra, y los dátiles, azúcar, así que ojo  con la cantidad.

Papaya y mango
La papaya sobresale por su aporte de potasio.  Se presenta troceada en cuña y no es para nada dulce.  Dura pero cremosa, con gusto delicado y aromática resulta ideal para compotas. Por su lado, el mango es rico en vitamina C, tiene una carne tierna  que parece glaseada artificialmente gracias a su azúcar natural.

Arándanos y frutillas
Los arándanos pasas son unas miniaturas ultrasecas, de color intenso, que tiñen todo lo que tocan. Saben a la piel de la fruta fresca, con todo su valor antioxidante. Las frutillas, que se secan enteras, son las más parecidas a una golosinas.

Ananá y banana
El ananá puede venir en rodajas o cortado en cubos pequeños.  Algunos incluso están coloreados vegetalmente para simular ser caramelos. Secos por fuera y muy aromáticos cuando se los muerde parece que tuvieran líquido. La banana es el chip por definición: aunque también se presenta en tiras, su formato más visto es en ruedas ultrafinas, tan crocantes como papas fritas.

Naranja y pomelo
Sus cascaritas secas son un clásico, pero también pueden encontrarse en rodajas, con pulpa y todo. Mientras la naranja es apenas más dulce y cítrica, el pomelo tiene una pulpa  más bien cremosa, apenas alimonada y azucarada.

Fuente: Revista Maru

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 Promedio de votos: 4,67 de 5)
Loading...