Historia del dia - Carmen, un amor más allá de todo

Publicado por el 13 febrero, 2012 - 22 comentarios
Categorias : Historia del dia | Tags : , , ,

“Me llamo Carmen y tengo 45 años. Hace tres años mi esposo murió inesperadamente en un acidente automovilístico. Me llamaron del hospital para avisarme, cuando llegue hasta ahí, aún lo encontré conciente aunque su estado se iba agravando poco a poco. Me mostré tranquila ante él para darle ánimos y el a su vez estaba sereno y tranquilo para no asustarme. Fue necesario trasladarlo a un hospital de
especialidades, pero tenía hemorragia interna, y aunque se hizo todo lo humana y medicamente posible el falleció a las pocas horas. Jamás viví una noche tan larga y angustiosa como aquella, le suplique a Dios una oportunidad y un poco de vida para mi amado esposo, después al verlo lleno de sondas y aparatos, le supliqué que no lo dejara sufrir. Él estaba ya inconciente cuando me permitieron estar unos momentos con el en la sala de terapia intensiva; acaricié sus manos y su rostro que tanto ame y empecé a hablarle en el oido, le dije cuan feliz fui a su lado, aunque nuestra vida en común jamás hubiese sido fácil, le hable de mis sentimientos, y de que le prometía ser fuerte, le pedí perdón por las necedades y la incomprensión, a la vez le dije que le perdonaba cualquier cosa que el pensara que quedaba pendiente, le prometí cuidar de sus hijos y de mi misma, también le prometí ser valiente para afrontar lo que viniera, bese muchas veces sus manos y su rostro, y después le dije…. anda, vete, el cielo ya te espera. Como mandato divino su corazón se detuvo a los cinco minutos. No sé cómo sobreviví, no recuerdo muchas cosas que pasaron, no sé cómo estuve en los funerales recibiendo las condolencias de la gente. No sé cómo pude dejarlo ahi bajo la tierra.

Después del sepelio llegue a casa y me derrumbe. Lloré a gritos hasta que me quede dormida. A los dos días regresé a trabajar y empezó mi camino de lágrimas. Tenía que ser fuerte y trabajar para salir adelante, pero las noches de insomnio me estaban volviendo loca. Una mañana fría y lluviosa estuve a punto del suicidio. Delante de mis hijos me hacia fuerte para no preocuparlos pero estuve a punto de volverme loca. Caí en una depresión tan profunda que solo el que ha pasado por algo asi sabe que es un mounstro que nos cae encima y nos inmoviliza.

Acepté ir a terapia con el psiquiatra y a base de terapia y medicamentos pude ir poco a poco saliendo de ese dolor tan terrible. Pasó mas de un año de tratamiento para sobrevivir sin el. Es indudable que lo que no nos mata nos hace mas fuertes. Pero a ratos pienso que me volvi un poco insensible, incapáz de sentir a plenitud nuevamente la alegría o el dolor.

Mi esposo y yo teníamos planes y sueños, y esta no era la forma en que terminaba nuestra historia. Muchas noches lo sigo soñando. No sé que tenga la vida guardado para mí, pero espero que cuando Dios me llame a cuentas, pueda volverlo a ver y hablar con él, decirle cuanto lo quiero y lo extrañé. Nunca estaré del todo resignada, pero voy hacia adelante.

Hoy puedo decir que estoy casi bien. Pero ni un solo día de mi vida dejo de pensar en él y de tenerlo en mi corazón.”

Animate a compartir tu Historia como lo hizo Carmen dejando un comentario en la Sección YO SOY

Fuente imagen:  meeting-love.net – Las imágenes son sólo de carácter ilustrativo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (79 Promedio de votos: 4,72 de 5)
Loading...