Actualidad - La pareja estable y el deseo sexual

Publicado por el 20 diciembre, 2013 - 2 comentarios
Categorias : Actualidad , Amor | Tags : , , ,

Mantener el deseo sexual en la pareja estable es todo  un desafío.  Existen numerosos libros al respecto como el del psicólogo Antoni Bolinches, Amor al segon intent (Cossetània Edicions), quien  aconseja  incorporar nuevos estímulos para darle un nuevo aire a la pareja. Sin embargo, advierte que el intercambio de parejas -swingers- casi siempre generan una separación.

Imagen vía: Actitud Fem

Imagen vía: Actitud Fem

Según Antoni Bolinches existen  tres referentes que nos ayudarán a hacer una buena elección de pareja:

Atracción y un buen acoplamiento sexual:  Este punto no es para nada sencillo ya que con la sexualidad ocurre lo mismo que con el carácter, no todo el mundo es compatible.

Comodidad relacional:  Se trata de estar bien con el otro sin dejar de ser uno mismo. El mismo Bolinches alguna vez dijo que ” un buen matrimonio es casarte con el otro sin divorciarte de vos mismo”.

Orgullo social: En otras palabras, que te guste que te vean con esa persona. Estar contenta porque estás con alguien con quien compartes valores y virtudes.

Cuando se dan estas tres condiciones, la relación se consolida.  Una vez que la pareja tiene un tiempo suele entrar en juego el problema del deseo sexual.    Entre los elementos que más afectan este deseo se encuentran todas las dificultades y conflictos de la convivencia.  Otro punto importante es la propia dinámica sexual que deteriora el deseo porque ocurre un acostumbramiento al sujeto erótico, lo cual atenúa el principio de novedad, fundamental para que se despierte la libido.  La saturación y la rutina, es decir  hacer las mismas cosas con la misma persona, a la misma hora, de la misma manera, en el mismo sitio,  hace que el deseo sexual merme.  Por eso la sexualidad de pareja estable requiere de variación de estímulos y complementos de forma autorregulada, autoconsentida y mutuamente deseada.  En cuanto a la inclusión de terceras personas, éstas suelen funcionar bien sólo en el plano de la  fantasía por lo que en la realidad, hay que ir con cuidado.  Este tipo de relaciones son peligrosas porque  pueden dar lugar a enamoramientos alternativos o a darse cuenta de que no tiene sentido mantener estas relaciones dentro de la pareja estable.

Fuente: Raquel Quelart para  La Vanguardia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...