Historia del dia - Marianela, en una historia amorosa muy complicada

Publicado por el 24 febrero, 2014 - 6 comentarios
Categorias : Historia del dia , mujer de 40 | Tags : , , , ,

mujer 50Hola!!  Mi nombre es Marianela, tengo 48 años, viuda desde hace 5.  En esos años  he vivido las etapas más profundas e intensas de mi vida, en todos los sentidos. Viví un duelo que me llevó a caer en una profunda depresión. Hubo mucha gente alrededor tratando de ayudarme:  mi familia, mis amigas, mi psiquiatra… y un hombre místico al que conocí en ese tiempo. De su mano, y como si fuese ” el Principito “, atravesé el infierno del dolor, la desesperación y la angustia. Después, poco a poco, me hizo conciente de la mujer que ahora soy. A su lado realicé viajes, aprendí cosas, viví situaciones, pero sobre todo aprendí que jamás había aprendido nada sobre mi propia sexualidad. Ese hombre me cambió la vida en todos los sentidos. Me enamoré de él y llegó el tiempo en que habría de marcharse y se marchó. Continué mi camino y un año después conocí a otro hombre completamente distinto. Me enamoré como jovenzuela y decidida a vivir intensamente me embarqué en una aventura romántica con él. Pensaba en mi buena suerte de conocer a este hombre, que aunque vivía en otra ciudad lejana a la mia, estaba permanentemente en contacto diario conmigo. Nos veíamos cada tres o cuatro semanas y generalmente pasábamos juntos un fin de semana disfrutando de la buena vida. Pero había algunas cosas que no me cuadraban, estaba ciega y no quería ver. Una ocasión en que vino a pasar un fin de semana a mi casa ( vivo sola ), mientras él tomaba una ducha, bajé a la cocina a tomar agua, su chamarra estaba sobre el sillón y escuché timbrar su celular. Fue un momento de duda, me ganó la curiosidad. La llamada tenía el nombre de una mujer… entonces volvió a sonar y contesté. Del otro lado de la línea una voz de mujer me preguntó quién era yo y porqué tenía el teléfono de Daniel.  Le dije que el estaba tomando una ducha y que yo era su pareja. Entonces me dijo que también ella era su pareja, me preguntó en que ciudad estaba y se lo dije, luego le dije que tenía que colgar pero antes de hacerlo me pidió mi número de teléfono y se lo di.
Todo esto desató una casi tragicomedia. Cuando el salió del baño yo estaba sentada en la cama y solamente le dije que se le había caído el teatrito. Claro que se puso pálido y no contestaba a las preguntas con las que le bombardeaba. Se acercó a mi y lo abofetee, estaba fuera de razón y él me tomó por las muñecas para detenerme. Forcejeamos… y no sé cómo terminamos haciendo el amor. Fue como comer por última vez de la fruta prohibida. Luego cuestioné su proceder y me dijo que no pensó que las cosas pararían aquí, que fue irse encariñando con ambas.  Él se marchó y me quedé intensamente confundida, enojada y triste. A mis años los sueños se vinieron abajo. Llevábamos casi un año de relación y jamás me había dado cuenta de nada. Esa misma tarde la otra mujer me llamó. Debo decir que ella es una mujer educada y al menos se comportó decente. Platicamos más de una hora, ambas estabámos decepcionadas y devastadas. Ella es 6 años mayor que yo, ambas terminamos la relación con él, pero a diferencia de mi que con el orgullo herido, me retiré y no quise contestar las llamadas de él, ella seguía hablándole y cuestionándole y reclamándole. Nos seguíamos llamando, hasta que me di cuenta de que ella quería quedarse con él. Yo había dejado algunas cosas en el departamento de él, así que un día ( dos semanas después de los hechos ) sin aviso, llegué para recoger mis cosas. No pudimos evitarlo, me abrazó y tiró por la borda todos mis argumentos y defensas. Terminamos en la cama de su departamento. Él me dijo que le dejara arreglar las cosas a su manera. Me echó en cara el hecho de que estuviéramos  en contacto ella y yo, y que comentáramos cosas sobre él. Me dijo que ella estaba devastada y que en verdad lo que menos quería era habernos hecho daño. Le creí. Yo cometí el error de intercambiar mails con ella, y en uno de ellos, le hablé de mi relación mágica con el hombre que mencioné al principio. Le dije que toda la vida seguiría enamorada de él y que volvería a verlo. Dos días después de que yo estuve con él, se encontraron y él la terminó. Él se sentía muy incómodo y molesto con la situación. Al día siguiente ella le reenvío el mail donde yo hablaba de mi ex pareja. Rompí la comunicación con ella. Tuvimos muchas horas de discusiones, enojos, reconsideraciones, fue sumamente desgastante. Terminé con él en la creencia de que también habia terminado con ella. Pero seguiamos en contacto él y yo.
Ella lo invitó a un viaje al extranjero donde vive su hijo, y él se fue con ella. El día que me enteré, verdaderamente enfermé de la rabia. Me senté y le escribí un correo a él, con una copia oculta para ella. Donde le mencioné que nos habíamos reconciliado y lo que había pasado entre nosotros. El viaje se les convirtió en un infiernito. Ella me pidió pruebas y yo se las envié. Después de eso no volví a hablar con él en un mes, ni él me buscaba ni yo a él. El conoció a mis hijas y en una ocasión le llamó a una de ellas para preguntar por mi. Mi hija le comentó que estaba cuidando a mi papá en el hospital. Así que me llamó y volvimos a estar en comunicación.  Yo estaba muy enojada, dolida decepcionada. Pero no pude dejar de hablar con él. En ese tiempo ella se volvió a poner en contacto conmigo, y me decía que ellos estaban reconciliándose y un montón de cosas asi. Él me lo negaba. Hasta que finalmente decidí que no quería más esa situación. Deje de contestarle el teléfono y los correos, pero él insisitía y me llamaba en mitad de la madrugada. Yo intuía que había algo oculto, que no me cuadraba pero no sabía qué. Ella ponía fotos en su página de Facebook donde estaba con él. Mientras él seguía tras de mi diciéndome que ya habría oportunidad de hablar y sincerarnos, que era cierto que había seguido viéndola, y que también era cierto que se volvía loco de celos pensando en que yo volvía a estar en contacto con mi ex. Le dije que cuando resolviera sus cosas me buscara. Dos semanas después me dijo que ya había terminado definitivamente la relación con ella aunque ella insistía en no terminar. Sabía que era para volver conmigo. Sí…. esto es grotesco y tragicómico. Entonces me di cuenta de que ya no se trataba de él, sino de una guerra encarnizada entre ella y yo. Los últimos días cuando terminaron, ella puso fotos besándose con él, a tal punto llegaba su desesperación de no importarle que sus hijos, familia y amigos vieran esas fotos. Era una guerra fría. Ella ponía fotos. Yo ponía frases sin referirme en especifico a alguien.
Acepté volver a encontrarme con él, no en mi ciudad ni en la de él, más bien en una ciudad cercana a la mía, después de cuatro meses de no vernos. El reencuentro no fue tan emocionante como yo lo esperaba, el venía un tanto raro.
Nos hospedamos en un hotel de primera clase. Llegamos tarde por la noche. Y justo cuando empezaron los abrazos y los mimos, sonó el telefono de la habitación, contesté y…… era ella!!!! No sé cómo nos rastreó, seguramente porque él registró sus datos en el hotel o no sé. Le colgué el teléfono pero siguió marcando. Llamé a la administración y les dije que no pasaran llamadas, pero en el transcurso de la noche, hizo que nos dejaran mensajes por debajo de la puerta de que era urgente que él se comunicara. Él quería contestar el teléfono pero no se lo permití. Pensé que estaría más furiosa si él no le contestaba. No disfrutamos, no dormimos y se nos rompió el encanto. Me preguntaba como ella supo donde estábamos. En la mañana despues de bajar a desayunar, mientras yo tomaba una ducha él bajó a pedir la factura del hospedaje. Sonó el teléfono y contesté pensando que era él y no….. era ella. No sé cómo nos enfrascamos en una diplomática discusión, obvio estaba enojada y me echó en cara que yo no dejaba de perseguirlo a él. Le dije que después de cuatro meses vino a buscarme… y que era por algo. Que arreglara sus asuntos con él y que en ese momento no estaba en la habitación. Él me pregunto que iba a pasar con nosotros. Yo no le pude decir te quiero, ni nada. Le dije que cuando estuviera clara su situación hablaríamos. Cuando regresó a su ciudad habló con ella. Terminaron otra vez…. ella lo amenazó con suicidarse si la dejaba. De verdad ya no sé si darme risa o que….. pero lo que no quiero es que se salga con la suya. Cuando él me dijo eso, le dije que era obvio que intentaba chantajearlo. Entonces él me conto una parte de la historia de esta mujer, que ya había tenido dos intentos de suicidio. Ella después de saber que nos reencontramos, que estuvimos juntos, que pasamos la noche juntos…. le dice que lo ama, que es el amor de su vida. Pero sé que no es así…. no es eso. Simplemente está decidida a no dejar que él se quede conmigo. Y yo…. me he empecinado a que  sea lo contrario. Creo que si lo quiero…. pero no es por él. Es por ego nada más. Sé que estoy mal, que debería voltear la pagina y seguir adelante, creo que esta relación me ha hecho mucho daño y me ha hecho comportarme como una persona que no soy. Pero estoy empantanada…. no sé cómo hacerlo. Por favor aconsejenme, comentenme, digan lo que piensan….. gracias.

Animate a compartir tu historia  dejando un comentario en la Sección YO SOY

La foto es únicamente ilustrativa NO REAL

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 Promedio de votos: 5,00 de 5)
Loading...