Actualidad - Masajes en la intimidad

Publicado por el 11 octubre, 2013 - 2 comentarios
Categorias : Actualidad , Amor | Tags : , , ,

A la hora del encuentro sexual todo vale y los masajes no son la excepción.  De hecho son una excelente vía para relajar y reforzar la intimidad y la confianza de la pareja.   Además, aumentan el deseo, prolongan el placer y rompen con la monotonía. Si ya se están preguntando cómo hacerlos pues aquí les dejamos unos cuantos consejos.

Imagen vía: Ella hoy

Imagen vía: Ella hoy

  • El escenario:  Los masajes deben darse en un ambiente apacible e íntimo. Arma un buen escenario con ayuda de  velas y de  una música suave. También puedes aromatizar el lugar con perfumes y esencias.
  • Relajación:  Las dos personas inmersas en la experiencia del masaje deben estar relajadas.  Antes que nada, es necesario dar respiraciones profundas y no pensar en nada más que en dar y recibir
  • La previa:  Es posible comenzar  con un masaje exploratorio y suave por todo el cuerpo de nuestra pareja, asegurándote de no incluir los genitales de entrada. Recuerda que el punto es disfrutar del cuerpo en su totalidad, no solamente de aquellos puntos de placer más intensos y conocidos
  • Los pies:  Además de placer, el masaje en los pies es relajante y revitalizador.
  • Acariciar el cuerpo y otros estímulos:  Una vez que se haya terminado con los pies puedes ir subiendo, evitando, nuevamente, los genitales. Se pueden acariciar muslos, vientre, pecho, espalda, nalgas, brazos, hombros, cuero cabelludo, cara, etc., sin ningún orden en particular, sólo siguiendo lo que te dicte  en el momento. Además de acariciar con las manos, el masaje puede incluir otros estímulos como besar, lamer, soplar sobre la piel y palpar el cuerpo de la pareja con el pecho o el pelo
  •  Usa tu cuerpo y tu imaginación:  Si le estás dando un masaje a tu pareja, puedes acariciar su espalda suavemente con diferentes partes de tu cuerpo como tu cabello.  También pueden utilizarse plumas, telas de seda y otras texturas para friccionar contra la piel e ir variando y explorando  el efecto que provocan.  No hay que precipitarse sobre los genitales. Con el masaje logramos renovar el deseo y salir de la rutina, restándole importancia a la genitalia y permitiéndonos redescubrir los placeres escondidos en el resto de nuestro cuerpo.

Fuetne: Alessandra Rampolla para Revista Susana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 Promedio de votos: 4,00 de 5)
Loading...