Columna de Opinion - Mujer de 30: Ser como niños

Publicado por el 8 agosto, 2011 - Sin comentarios
Categorias : Columna de Opinion , mujer de 30 | Tags : , ,

El Día del Niño siempre me hace acordar a aquella famosísima frase  biblíca que dice “Sed como niños”. Una frase que hasta hace poco no entendía. ¿Qué se supone, me preguntaba, que uno tiene que hacerse dos chuletas y salir a jugar a la rayuela? ¿Que tengo que llegar a las cinco y pedir un nesquick a mi madre? ¿Qué es ser como niño?
Con los años me fui haciendo más “madura” y también “más dura”, o sea, perdiendo un poco la capacidad de asombro, la espontaneidad, la ingenuidad y esas cualidades tan típicamente de niños, y tan refrescantes. Y cuando festejo el Día del Niño con sobrinos, o hijos de amigos, reflexiono sobre todas las cosas que una va perdiendo camino a la madurez, y que a veces quisiera recuperar. Como por ejemplo, qué lindo tener la sinceridad brutal de los niños, como mi sobrina Trini, que luego de que alguno de sus abuelos saludó a un importante funcionario, gordo, calvo y pomposo como buen funcionario, le preguntó a su abuelito delante del susodicho: “¿Qué le pasó a este pobre señor que se le fue todo el pelo de la cabeza?”. O mi sobrino Carlitos, al que una vez le consulté sobre determinado atuendo. “No, te queda horrible, pero te quiero mucho igual”
Pero lo que más envidio de los peques es la espontaneidad con la que expresan sus pensamientos, sus amores y desagrados, sin ningún prejuicio que empañe sus sentimientos. Como Luisa de 4 años, que cuando vio que la estadía de la novia de su hermano mayor se extendía demasiado en días y en horas, cosa que no caída nada bien le disparó: “Che, ¿algún día vos te vas a ir a tu casa?”. O la adorable Luz de 3 años que el otro día sorprendió a su mamá con un slogan cómico y robado de quien sabe dónde: “Mamá, hoy me siento joven, llena de energía y… mirá: no tengo ni una arruga!”.
Así que en el Día del Niño, que yo festejé ayer con algunos y con otros, el próximo domingo, aunque la fecha oficial ahora sea el 21 de agosto en la Argentina, pondré todo en mi empeño en no olvidar que en algún rinconcito muy profundo, yo también tengo la pureza y la sinceridad de Trini, la espontaneidad de Luisa y la enorme capacidad de reflexión de la pequeña Luz, y que puedo recuperar algo de eso. Porque como bien dijo el inmortal Principito, “Todas las personas mayores fueron al principio niños, aunque pocas de ellas lo recuerdan”.

Mechi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 Promedio de votos: 5,00 de 5)
Loading...