Columna de Opinion - Mujer de 50: Transformar un problema en oportunidad

Publicado por el 9 septiembre, 2011 - 6 comentarios
Categorias : Columna de Opinion , mujer de 50 | Tags : , , , ,

Hace unos días mi hermana llamó a casa exultante.  “¡Por fin me animé y renuncié! ¡Mandé a la bruja al diablo!” Se refería a su jefa. Si bien sabía que estaba pronta a jubilarse, que sólo tenía que esperar un año y medio más,  Dolores no pudo esperar a que lo hiciera y jubiló ella misma su propio puesto, se autoimpuso un retiro voluntario –con sólo algunos beneficios-  y se fue. “No más anticipar las maldades de la bruja, no más multiplicarse para tener todo listo para que ni se dé cuenta, pero sí repare en la coma que le falta a la carta. ¡Me olvido de sus ironías y sarcasmos, de su lengua afilada y sus peroratas sobre el trabajo en equipo cuando no puede evitar supervisar ni hasta las idas al baño y no delega ni la compra del papel higiénico!” Parecía el relato perfecto de la resolución de un problema. Pero días más tarde volvió a llamar y contó que se sentía angustiada y no sabía por qué. Aparentemente no tenía que ver su angustia con el aspecto económico de haber dejado un trabajo porque tenía algunos ahorros y ya estaba en tratativas con otra empresa. El tema más bien pasaba por haber cambiado de actitud y saber que ya no podría volver a ser la misma de antes. “No sé muy bien cómo ni donde pararme”, me decía. “Aunque sufría como una condenada, yo sabía cómo manejarme en esa situación.

Fuente Imagen: dreamworlds.ru

De alguna manera me había acostumbrado a la forma de ser de mi jefa y, como yo me adapto a todo, me amoldé a la situación hasta que no dí más. ¿Te acordás de ese dicho de los ingleses: “I miss my misery” (Extraño mi padecimiento)? Siempre pensé que sólo un masoquista podía hablar de ese modo, pero ahora creo que lo entiendo y tengo miedo de volver a buscar una situación laboral donde ocupe un rol parecido. ¿Tan loca estoy?” No crean que me fue muy fácil darle una respuesta a todo lo que planteaba, pero hablamos bastante sobre ese espacio de tiempo, esa transición que tiene lugar una vez que nos damos cuenta que queremos cambiar algo en nuestras vidas, llevamos el cambio a cabo y luego extrañamos lo conocido, lo que estamos acostumbrados a manejar y sentimos nostalgia… y nos dan ganas de volver el tiempo atrás. Pero estuvimos de acuerdo en que  no se puede, ni se debe. En que ese proceso se llama crecer, evolucionar y aprender a transformar un problema en oportunidad. Concluimos que era muy fácil decirlo pero difícil ponerlo en práctica y quedamos en seguir hablando.

 Mariana @Mujerde50

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 Promedio de votos: 4,50 de 5)
Loading...