Columna de Opinion - Mujer de 60: La otra cara del “fóbal”

Publicado por el 1 julio, 2011 - 1 comentario
Categorias : Columna de Opinion , mujer de 60 | Tags :

Sé muy bien que no es cuento eso del fútbol “Pasión de multitudes” porque dentro de mi propia familia tengo un buen porcentaje… de esa “multitud”.
Mi padre lo llamaba el “fóbal” y no le interesaba. Yo a gatas sabía de qué se trataba. ESO… hasta que me casé con futbolero rabioso. Tuve tres hijos varones (aparte de la reina de la casa) dos de los cuales fueron ENVENENADOS por el fútbol a muy temprana edad…

Fuente Imagen: elbloginfantil.com

Cierto día, mi marido metió a los 4 en el auto y volvió recién de noche (mi hija, muñeca en mano) pero con cada uno enfundado en una camiseta de RUGBY… Llegó el día en que terminó la temporada y, junto con el verano “LLEGÓ EL  “FÓBAL”… Nos atrapó en una vorágine tal, que (por algún tiempo) hasta mi “HIJO ACUÁTICO” participó…

Plantada al borde de la cancha, me sentía responsable por narices chorreantes, rodillas raspadas, diarreas… así que partíamos con Kleenex, curitas, agua oxigenada, pastillas de carbón y… caramelos… aparte de un enorme bidón de agua y muchos vasos…  También debíamos mojarles la cabeza… Mi hijo mayor (8 años)  “¿Viste qué suerte tengo? un PAPÁ ENTRENADOR y una MAMÁ ENFERMERA…”

A él se le dió por ser ARQUERO a los 9 años… mi marido se escabullía de cada partido, con los NERVIOS EN CRUDO… (el muy gallina en cambio, casi revienta de orgullo cuando lo SACARON EN ANDAS) ¡Ejem!!
El menorcito de todos … a los 7 años tenía HINCHADA PROPIA: padres desaforados se desgañitaban: “¡BERTONI… LA TENÉS “ATAADA”!!! Confieso la vergüenza   y orgullo mezclados cuando preguntaban: “Es el hijo de Uds, ¿no?”
¿Cómo no hacerse ENTUSIASTA, perdón: FANÁTICA…  con los DOS PIOJOS en “lista de GOLEADORES”???

TERCERA GENERACIÓN: a mi nieto de 13 años, por querer atajar un gol, el arquero lo paró con botín en ristre y… rotura de tibia y peroné… llegamos a la Guardia para verlo enyesado… un pollito mojado, mi cielo. Sentí que se me hacían agua los ojos al verlo tan largo y flaquito… pero resistí, y: “Contame… ¿metiste el gol?…”  le RELUCIERON los dientes: “¡Sí lo metí, mi 3er.GOL!!!”… IIUJUUU!!! chocamos puños, codos, manos…
Y… ESE fin de semana, el del DESCENSO DE RIVER, habíamos estado muy preocupados por mi nieto… Al salir de la Guardia, mi marido para en la calle a alguien y le pide: “POR FAVOR, dígamelo DESPACITO porque soy cardíaco… ¿CÓMO SALIÓ RIVER??

Eugenia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...