Columna de Opinion - Mujer de 30: Patriotismo Siglo XXI

Publicado por el 4 julio, 2011 - 4 comentarios
Categorias : Columna de Opinion , mujer de 30 | Tags :

Tengo una imagen difusa en la memoria, de algún pariente mayor mostrándome el friso del patio de la Casa Histórica, la famosa “Casita de Tucumán”, y contándome que esos hombres eran patriotas, que se habían arriesgado por la Patria, que se habían enfrentado a sus mayores para defender al país independiente de España. Entre ellos, los congresales de 1816, había un pariente mío, que firmó el Acta de Declaración de 1816 y quedó en la historia por algo que no alcanzaba a entender. Sólo lo entendí un tiempo después, con un escándalo de corrupción sonoro de esos que acaparan los televisores y poco tiempo más tarde se olvidan. Esa misma persona fue la que me iluminó. “Te acordás lo que te expliqué el otro día de los patriotas de 1816? Este hombre hizo exactamente lo contrario”. En ese momento empecé a entender que era exactamente el patriotismo.

Maestros de la Escuela Virgen de las Mercedes en Tucumán.

Ahora mi tarea es explicárselo a mis sobrinos. Los he llevado a la Casita, también a la Plaza de Mayo, les he mostrado los cañones de la Invasión Inglesa. He puesto todo mi empeño y elocuencia en que entiendan todo lo que se sacrificó para que ellos estuviesen acá y fuesen libres, no ingleses ni españoles, sólo ellos, argentinos, dueños de su destino. Ellos escuchan y asienten, recordando lo que les dicen en el colegio
Pero personalmente creo que entendieron mucho más lo que es patriotismo cuando se lo mostré en las cosas alrededor de ellos. El patriotismo de su mamá, que trabaja honestamente y sin pausa para darles una mejor educación. El de su maestra, que pese a ganar poco comparado a la importancia de su misión, hace lo mejor posible para educar a los futuros ciudadanos. El de todos los ciudadanos que, pese a tener problemas, no llegar con el sueldo y todo lo que vive la mayoría de los argentinos, no anda cortando calles ni quemando comisarías ni edificios. Sobrellevan las dificultades todos los días lo mejor que pueden, y se aguantan con filosofía el amontonamiento del tren, sin intentar incendiar la. Finalmente, el patriotismo de todos los que creen en el trabajo, sobre todo los que menos tienen, en vez de recurrir a los subsidios, que son un camino mucho más cómodo, pero que no construye patria.
Y como casi no hay próceres modernos que los inspiren, les cuento el caso de Azucena Nieto, Marcela Alvarez y Graciela Riera, tres maestras rurales de escuelas de alta montaña que entrevisté en 2004, y que enseñan en la escuela Virgen de las Mercedes, de la localidad de Anfama (provincia de Tucumán). Allí, sin electricidad ni gas, con un régimen en el cual viven hasta dos meses sin bajar a su pueblo a ver a sus familias, las tres enseñan con devoción a chicos que viajan dos o tres horas descalzos o a caballo a sus clases. Ellas, con una sonrisa, los reciben, les cocinan, y hasta se dan el lujo de tener la escuelita más limpia que muchas escuelas con muchos más recursos.
Así que en este 9 de Julio, mis sobrinos y yo brindaremos por Azucena, Marcela y Graciela, y todos los patriotas que hacen silenciosamente la patria día a día y nunca figurarán en un friso de mármol.

Mechi

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 Promedio de votos: 5,00 de 5)
Loading...