Actualidad - Piel sensible: Características y consejos

Publicado por el 23 agosto, 2013 - Sin comentarios
Categorias : Actualidad , Belleza | Tags : , , ,

La piel sensible se caracteriza en general por poseer  glándulas sebáceas débiles que producen sebo de forma reducida o irregular.  Este hecho hace que la capa protectora de la piel, constituida por grasa, se vuelva inestable lo cual influye negativamente a la función de barrera de la piel dado  que la misma puede presentar  una reacción exagerada a los estímulos del medio ambiente y a los productos químicos. Es por eso que resulta de vital importancia cuidar esta clase de piel, protegerla de las agresiones externas y reforzarla  desde el interior. Para lograrlo, lo mejor es utilizar productos compuestos por  los ingredientes más puros y naturales, sin aditivos químicos.

Imagen vía: Diario femenino

Imagen vía: Diario femenino

De modo general se pueden encontrar dos tipos de pieles sensibles:

La piel sensible que se irrita fácilmente: Las reacciones más comunes de esta piel son el hormigueo leve y estiramiento. El grado de sequedad es relativo. La piel sensible es propensa a las alergias de la piel y puede llegar a enrojecerse e incluso inflamarse.

La piel con tensión aguda, muy sensible: Este tipo de piel muchas veces es causada por la sobreestimulación de la epidermis, por ejemplo, en los tratamientos de peeling. Este tipo de piel se manifiesta por reacciones fuertes, sobre todo alrededor de la boca. Existe la posibilidad de que se sufran reacciones cutáneas importantes.

Algunos consejos
Si han detectado que poseen este tipo de piel, les dejamos algunos consejos.  Esperamos que las ayuden!

1) Evita el contacto exagerado con el agua.  Debido a que en una piel irritada el proceso natural de suministro de grasas está en desequilibrio, el contacto demasiado frecuente con el agua elimina sustancias que retienen la humedad generando así mayor sequedad cutánea.

2) Practica deportes que favorezcan la relajación como Yoga o Tai-Chi

3) Hazte de momentos de relajación como por ejemplo un masaje facial que te ayude  a equilibrar los nervios y la relajación.

4) La alimentación sana es un factor muy relevante.  Elige   ingredientes naturales y orgánicos que no contengan sustancias tóxicas.

5) Toma mucho líquido.  Agua o té verde son dos alternativas excelentes.

6) Presta atención a la ropa.  Muchas veces la ropa que llevas puede contener sustancias químicas o tóxicas. Usa ropa de algodón orgánico, tejidos de lino o de seda que brindan una sensación agradable en la piel.

Fuente: Revista Susana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...