Actualidad - ¿Qué es el hambre emocional?

Publicado por el 17 octubre, 2013 - Sin comentarios
Categorias : Actualidad , Salud | Tags : , , ,

Si sientes hambre emocional, tendrás ganas de ingerir cosas no muy saludables, como pizza o dulces, en esos momentos en los que aparece la ansiedad o el malestar.   Se trata de una sensación que te obliga  a ir y comer  sin que puedas, aparentemente, hacer nada contra este impulso.  Sin embargo esto no tiene poqué ser así, de hecho hay algunos pasos que puedes intentar llevar a cabo para luchar contra esta hambre emocional.

Imagen vía: Nutrición pro

Imagen vía: Nutrición pro

Para empezar a manejar esta situación, y que ella no te maneje a ti, debes dejar de pensar y hacer.  Lo importante ante estos episodios es  ponerse a realizar otra actividad como salir a caminar o ducharse o limpiar la casa con energía, etc.  De hecho cualquier actividad u ocupación vale cuando se trata de cambiar el  foco de atención  hacia la nueva actividad.  Con el correr de los minutos, verás que  la ansiedad alimentaria antojosa comienza a bajar y a desvanecerse.

Para poder lograr esto, es altamente recomendable que pienses en todas esas cosas que te gustaría hacer, y que te hacen sentir bien (bailar, meditar, leer, llamar a un amigo…), y luego escribe una lista de estas alternativas  posibles de manera tal que las puedas tenerla a mano o  en mente al momento en el que se produzca el episodio de hambre emocional.   La visualización también puede ayudar.  De hecho, el imaginarte realizando tus nuevas opciones, te ayudará a tener esta lista en la cabeza.

Te presente que en ocasiones comer emocionalmente se asocia a acontecimientos vitales importantes, como una muerte o un divorcio. Pero más a menudo son los innumerables y pequeños estreses cotidianos los que hacen que las personas busquen consuelo o distracción en la comida.

Los patrones de comer emocionalmente se pueden aprender: un niño a quien siempre se le da un dulce tras un logro importante puede crecer utilizando los dulces como recompensa por el trabajo bien hecho. Un niño que recibe galletas por dejar de llorar puede aprender a asociar las galletas al consuelo.  No es fácil “desaprender” los patrones de comer emocionalmente. Pero es posible. Y el primer paso consiste en tomar conciencia de lo que está ocurriendo.  Además nunca se debe olvidar que ante cualquier duda o episodio difícil siempre es recomendable consultar un profesional.

Fuente: Informe 21

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...