mujer de 20 - El amigo de mi primo

Publicado por el 21 octubre, 2011 - 2 comentarios
Categorias : mujer de 20 , Salidas | Tags : , , , , ,

TEMA DEL DIA. Salidas: La cita del recuerdo.

Como ya he contado en otra oportunidad, me encantan las citas, pero si lo pienso detenidamente no sé muy bien qué es lo que me gusta de ellas. Cuando me senté a escribir este post me esforcé por encontrar en mi haber una de esas citas perfectas al estilo “película de Natalie Portman”, pero la verdad sea dicha: solo me venían a la cabeza una serie de desencuentros, momentos incómodos y papelones que calan hasta los huesos.

Definitivamente, la que encabeza el Top5 de citas desastrosas es mi salida con el amigo de mi primo. Eran tiempos desesperados, lo

Fuente imagen: choripan‑pm‑04.jpg

que se dice un año de vacas flacas, cuando de la nada este tipo me invitó a tomar algo. No pude más que decir sí. “Al menos para romper la mala racha”, pensé. A decir verdad, el chico en cuestión no me parecía ni remotamente lindo, ni interesante y creo que ni siquiera muy agradable, pero ganó puntos por tener una personalidad proactiva: nos conocimos el sábado en una fiesta, el domingo consiguió mi mail, ya el lunes arreglamos, y el martes me esperaba firme en la puerta de la facultad.

Lo que el pobre muchacho no sabía es que después de contarles a todas mis amigas que finalmente iba a tener una cita y ver nuevamente su foto en el perfil de Facebook, se me había ido el entusiasmo. Tenía CERO GANAS de encontrarme con él.  Sin embargo, a falta de excusas y tiempo para cancelar, me subí a al auto y le puse el pecho a la salida.

Por suerte la idea era ir a ver una obra de teatro, por lo que sólo tenía que sentarme en la butaca, mirar para adelante y rezar para que termine lo más rápido posible. Teníamos un ratito antes de que empiece la función, así que fuimos a tomar un café al bar de la esquina… ¡¡¡Los 15 minutos más largos de mi vida!!! La conversación no fluía, había baches de silencio, ironías de su parte que yo no captaba demasiado, ¡HORRIBLE!

Cuando salimos del teatro yo ya quería dar por finalizada la cita, pero mi partener insistió en que tenía hambre y me pidió que lo acompañara a comer. Lo que no sabía es que se le había antojado una bondiola de un puesto de la Costanera Norte… Era pleno agosto, estábamos sentados al lado del río, llenándonos de humo y olor a comida, intentando remar lo IN-RRE-MA-BLE. Juro además que vi pasar dos simpáticos ratoncitos cerca de nuestra mesa.

NUNCA MÁS. Después de que me depositó en mi casa (casi me tiro del auto andando) lo borré del celular, de Facebook, de MSN y de mi memoria. Lamentablemente no lo pude borrar de la cabeza de mi primo, que cada vez que me ve me manda sus saludos…

@Mujerde20

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 20 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 Promedio de votos: 5,00 de 5)
Loading...