mujer de 60 - Adicta a los cursos

Publicado por el 10 noviembre, 2011 - Sin comentarios
Categorias : mujer de 60 , Trabajo | Tags : , , ,

TEMA DEL DIA. Trabajo: Animarse a más.

Desde que terminé el colegio y hasta hoy, me fascina leer los avisos que ofrecen cursos diversos, de una diversidad tan amplia como idiomas (cada día se suman más los orientales!), cocina en todas sus variantes, fotografía, cine, instrumentos musicales, salsa, jazz, tango, historia, filosofía, teatro y quinientas opciones más… Los leo de principio a fin, atenta al lugar que los ofrece y los profesores que enseñan. Y súbitamente me empieza a picar el cuerpo  y me tengo que rascar mientras pienso cuál será el más atrapante. Enseguida armo una rápida división mental: en una columna, los que más me divierten; en otra, los “utilitarios” (tejido, cocina light) o necesarios (siempre el inglés que me cuesta tanto…); en otra, los que hace aaaaños que me recomiendan pero me quedan muy incómodos porque se dan en lugares alejados o en horarios complicados.

Fuente Imagen: allaboutyou.com

Hice infinidad de cursos, tantos que un día me puse a escribir la lista de todos y se la mostré a dos de mis amigas. Todavía me acuerdo del gesto que tenían cuando lo iban leyendo, porque una poderosa duda las asaltaba y tuvieron ganas de reírse en mi cara; pero aguantaron  por si acaso lo mío era una patología.  Inglés, americano, italiano, francés, portugués, protocolo, lectura veloz, intérprete de francés, costura, piano, guitarra, historia del arte, literatura española, literatura gauchesca, jazz, jardinería, ceremonial, etnografía, método Silva para la memoria, cursos de Biblia, de los Evangelios, de los Salmos, dinámica mental, pintura de muebles, cerámica, canto y más.  Pero, ¿les confieso algo? ¡Por lo general, me olvido de la mayoría de las cosas que aprendí! No me explico, por ejemplo, cómo es que en algún momento de mi vida yo pude cortar un molde para hacerme un vestido…

Cada curso es un misterio por develar: ¿será bueno quien lo dicta? ¿Me entusiasmará tanto como yo imagino? ¿Y quiénes serán mis compañeros de clase? De tantas horas sentada frente a profesores, lo que sí saqué como conclusión indiscutible es que hay gente que hace aportes tan interesantes como los que nos están enseñando, y que hay otros que tendrían que ponerse una tira adhesiva ancha sobre la boca, que les impida interrumpir a cada rato. Los peores alumnos son los que cuentan sus experiencias personales, de esas que a nadie le importan. Durante dos años hice un curso de cine que no tenía desperdicio, pero había dos o tres alumnas que SIEMPRE sentían  piedra libre para  levantar la mano y contar que habían visto la pelicula en la tele “¡y qué mal que se ve en la pantalla chica!”. Y la amiga agregaba “A mí, lo que me pasó es que la pude ver en el cine pero me tocó uno tan alto adelante que me perdí la mitad…”. Pero yo sigo sedienta de conocimientos diversos, y todos los años me anoto en alguno nuevo. Quizás, el año que viene me animo a las clases de comedia musical. ¿Cómo me ven?

@Mujerde60

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 60 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...