mujer de 60 - La roja manzana de la tentación

Publicado por el 29 septiembre, 2011 - 1 comentario
Categorias : mujer de 60 , Trabajo | Tags : , , ,

TEMA DEL DIA: Trabajo, Los After Office

Ayer tuve una jornada llena de “sociales”: la tarde comenzó con un té compartido con más de treinta mujeres, todas amigas de mi prima Inés, que acaba de estrenar con honores la categoría mujeresde60, aunque parece apenas una de 50 (¿vieron que cada vez son más las que no parecen tener la edad que tienen?). Nos sentamos alrededor de tres mesas puestas debajo de los árboles del Convento de Santa Catalina de Siena, en pleno centro de la ciudad, y nos olvidamos de que, alrededor de semejante oasis monástico, la “city” porteña y su gente latían con el ritmo vertiginoso de los días de semana. Un enorme árbol de camelias en flor  encima de mi cabeza me alegró más la tarde y confieso que me dio pereza levantarme para ir al otro evento del día: la inauguración de un after office, tan en boga en estos tiempos.

Fuente Imagen: absolut-argentina.com

Partí sin mucho apuro hacia la zona norte de Buenos Aires, pero aún así divertida con la idea de entrar en ese territorio distinto de los “post oficina” que poco tiene que ver conmigo… Sobre todo porque delante de mis narices la roja manzana de la tentación me prometía una copa de champagne y un encuentro con la parte más joven de mi familia: ambas cosas me encantan!! Sin embargo, apenas entré me di cuenta de que había olvidado el teléfono celular y que, en medio de tanto tumulto, con una tribu de 2000 personas, me iba a ser difícil localizar a mis hijos o a mis sobrinos.
Eché un vistazo a todo el lugar: había varios sillones de cuero blancos y una gran barra… enseguida me alegré de que mi prejuicio sobre los locales de hoy (básicamente, que son todos galpones llenos de gente parada) se diluyera un poco, y me acordé de los locales setentosos adonde iba con mis amigos, como Mau Mau y Afrika… qué buenos tiempos aquellos!!!! De vuelta en el siglo XXI, saludé a varios conocidos, amigos de mis hijos, hijos de mis amigos, pero no pude encontrar a mi gente, por más que abrí bien los ojos y me moví por donde pude, hasta que volví a salir. En la puerta, me saludaron los sonrientes personajes que daban la bienvenida parados sobre zancos y me acompañaron los que echaban llamaradas de fuego por la boca. Y por fin volví a mi “oficina” de todos los días, feliz de haber concluido con mis obligaciones sociales.

Alicia     @Mujerde60

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 60 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 Promedio de votos: 4,00 de 5)
Loading...