Actualidad - Un spa hogareño

Publicado por el 25 octubre, 2013 - Sin comentarios
Categorias : Actualidad , Hogar | Tags : , , ,

Hoy te proponemos que hagas un alto  entre tantas corridas y le abras paso en tu rutina al spa hogareño donde te puedas relajar y olvidar de todos tus problemas.    Llevar a cabo esta tarea es más fácil de lo que crees.  De hecho puedes lograrlo con un baño estimulante y reparador.  Para ayudarte, te dejamos algunos tips.

 

baño

Tiempo
En primer lugar debes disponer de unos 30 minutos para armar y tomar el baño.  Además, es importante que cuentes con  todos los elementos necesarios a mano para no interrumpir tu momento de relajo, y así poder disfrutar del proceso sin prisas.

Ambientación
Preparar el ambiente es fundamental. La iluminación y la música son grandes aliados para generar un clima cálido y cómodo. Para ello, es buena idea  usar luces tenues y suaves.  Para logralo  puedes regular la iluminación del baño o hacer uso de velas aromáticas.  Otro elemento que ayuda  es la música de fondo. Los temas suaves son los más indicados  para sacarse el estrés. Además, es vital apagar el teléfono para que nada ni nadie te distraiga.

El agua
Comienza llenando la bañera con agua a 30 grados. Asegúrate de controlar la temperatura ya que si no está lo suficientemente caliente no lograrás relajarte.  Una vez que finalices de llenar la bañera, súmale los productos relajantes que desees. Puede tratarse de  sales de baño, aceites aromáticos o  bolas efervescentes.  También puedes echarle algún perfume. Ten en cuenta que el agua caliente y el vapor abren los poros, por lo que estarán más receptivos a las propiedades terapéuticas y curativas de los aceites.

Algunos de los aceites recomendados para un baño relajante son:

Lavanda: relajante, tonificante y ayuda a reducir el estrés.

Eucalipto: balsámico y estimulante.

Menta: refrescante, estimulante y analgésico.

Romero: relajante, desinfectante y curativo.

Pino: relajante y recomendando para personas con reumatismo.

El baño
Lo primero que debes considerar es que los baños relajantes no pueden durar más de 15 minutos. De lo contrario, el agua caliente resecará tu piel y será contraproducente.  El primer paso puede parecer tonto pero a muchas les cuesta concentrarse. Sólo debes relajar la mente y pensar en blanco durante cinco minutos. Conéctate con la música y afloja el cuerpo. Luego, masajéate el cuerpo en dirección al corazón con un guante de crin o una esponja natural. Al finalizar, estimula el masaje dándole a tu cuerpo una ducha fría desde los pies a la cabeza. Al salir, lentamente envuélvete en una toalla y descansa cinco minutos con los ojos cerrados, y termina con un masaje con crema hidratante para recuperar la grasa perdida durante el baño.

Fuente: Glo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...