mujer de 60 - Milanesas para todos

Publicado por el 10 junio, 2011 - 2 comentarios
Categorias : mujer de 60 , Viajes | Tags : , , , , ,

TEMA DEL DIA: VIAJES.VACACIONES EN FAMILIA

Hijos en plena pubertad y adolescencia… ¿No se nos  ocurre a mi marido y a mí llevarlos de vacaciones, CADA UNO CON AMIGO AL HOMBROOOO???… más un primo chico que, encandilado con los suyos mayores era el furgón de cola… Lo habían bautizado… ZETA.

 

Fuente Imagen: sic.gob.mex

No fue del todo fácil pero se divirtieron y nos divertimos. Éramos jóvenes, llenos de energía y la troupe (varones y mujeres) iban y venían de la playa, a pescar, bailar… felices incluso con las consignas estrictas que -para elemental supervivencia nuestra- les habíamos repujado en el cerebro.
Una noche habían salido todos a bailar… , marido dormido, yo leía… cuando empezaron a sentirse unos RUIDOS APAGADOS en el balcón que daba a la calle… (TOCTOC TOCTOC  empezó a asustarse mi  corazón…)… silencio… ruido de ROPA o ZAPATILLAS… toctoc toctoc… otra vez silencio… ¡¡SALTÉ!! de la cama al oír horrendos golpecitos en la persiana… SIN SANGRE, QUEDÉ SIN SANGRE y petrificada…. silencio más largo hasta que: “Ay sorry, no tengo llaves!!!, plis, ¡abrime! soy Fulanito!!!…
Dos temas bravíos: no perder ninguno en la patriada y ¡Ay!!! ¡darles de COMEEERRR!!! Mi práctico marido: “No te preocupes, PONÉ COMIDA EN LA MESA y vas a ver cómo aparecen todos” Nunca entenderé: Palabra de honor que SABÍAN que habíamos vuelto de comprar algo más de 1/4 de metro cúbico de milanesas y otro tanto de puré de papas, pero sí, aparecían todos entre risas y cuentos y ¡LO PEOR!!! de vez en cuando traían algún OTRO AMIGO!!!
Otro TEMA era que los varones se hicieran las camas. Y ahí SÍ, mi marido se puso serio y aunque yo aguantaba la risa detrás de la puerta lo oí amenazarlos con ECHAR DE LA CASA al que transgrediera esa regla BÁSICA. ¿Resultado? Al día siguiente llegó la bandada de super-amigas… y desde ese día el garage, en dónde habíamos instalado a los varones, refulgió prolijo y ordenado…
Esas fueron, más o menos, las peripecias que iban rotando con el correr de los días.
…. Cierta vez contamos cuántos había a comer en la casa: ¡¡21!!!…….
Mi marido, mientras subíamos la escalera, agotados, me propuso: “¿Y si vos y yo nos alquilamos uno de esos departamentitos de ahí enfrente…?
Eugenia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 60 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 Promedio de votos: 5,00 de 5)
Loading...