mujer de 60 - Asunto de estado

Publicado por el 2 agosto, 2011 - 1 comentario
Categorias : mujer de 60 , Vida Diaria | Tags : , , ,

Fuente Imagen: amis15.com

TEMA DEL DIA. Vida Diaria: El Peso del Nombre

Mi madre, mis hijas y yo podemos pasarnos horas hablando de los nombres que tiene la gente. Discutimos sobre el sonido, la rareza o el origen de cada nombre y nos peleamos como si se tratara de un asunto de estado. “¿Pero cómo te va a gustar Pascual si es nombre de perro?” pregunta mamá. “Qué decís, Mamina… suena alegre, suena a Pascua”, le contesta mi hija.

A mí me gustan los nombres coloniales o los de próceres, pero cuando lo digo me miran con cara de horror. “¿De verdad pensaste en ponerle Beltrán o Urbano a tu hijo?! Suerte que papá no te dejó!”. Entonces les digo que me sigue gustando el nombre Teófilo, porque significa “amor a Dios”, y Estanislao, no sé por qué, y Justina… “ah, ese sí me gusta”, dice una. Y “¡ojo con sacarme el nombre Esmeralda, que ya lo tengo reservado para mi primera hija!”, avisa la otra.
No podemos entender que alguien ignore cómo va a llamar a su hijo cuando nazca, o que decida llamarlo con el nombre del santo del día (y que le ocurra lo que a un paisano que vio que el calendario  anunciaba “Cuarto Creciente”, y así bautizó a su descendiente…).

A los 10 años empecé a confeccionar listas con los nombres que llevarían… mis seis hijos. Los dos últimos debían ser mellizos y se llamarían María José y José María. Después decidí anularlos porque mi amiga Tere me dijo que iban a decirles “Pepe” y “Pepa”… (Y mucho tiempo después, con el respaldo absoluto de mi marido, también tomé la decisión de pasar el número de descendientes de 4 a 6…)

Fuente Imagen: diario.latercera.com

El cine y la literatura, con sus personajes inolvidables me llevaron a  inventarme nombres más significativos que el mío.  Y fui Jimena, como la mujer de don Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador (en realidad, Charlton Heston, uno de los primeros hombres de mi vida); Julieta, la más amada de las mujeres de Shakespeare; Scarlett y Melanie (la buena y la mala de Lo que el viento se llevó, las dos me marcaron mucho en aquellas épocas…); Remedios, como Remedios la Bella, la mujer más hermosa del mundo, según Gabriel García Márquez, (en Cien Años de Soledad) y que dejó a mi fantasía ardida por tiempo largo cuando leí que una mañana ascendió al cielo en cuerpo y alma, llevándose con ella las sábanas que estaba doblando … Fui Elizabeth, por Sissi, Emperatriz de Austria,(anduve largo tiempo perdida de amor por su marido cinematográfico, Francisco José), y fui Teresita, por la santa que murió a los 24 años, dejando perfume a rosas…  Fui Carmen, por la gitana sensual y apasionada de la ópera de Bizet (esa Carmen, que baila como las mismas diosas del Olimpo).
Nunca me gustó demasiado mi nombre, que viene de herencia materna y que cayó sobre mí con todo el peso del amor de mi abuela, mis tías y por supuesto, mis padres. Sin embargo, últimamente vengo revalorizándolo y creo que es muy bien recibido por unos y otros cuando me preguntan cómo me llamo. “Alicia”, les digo, “igual que la que vive en el país de las maravillas…”.

 

Alicia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 60 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 Promedio de votos: 4,50 de 5)
Loading...