mujer de 50 - 17 caramelos

Publicado por el 24 mayo, 2011 - 3 comentarios
Categorias : mujer de 50 , Vida Diaria | Tags : , , ,

Pregunto: Se puede ser feliz cuando te preguntan la edad y vos largás medio atrangantada el número y entonces el pobre infeliz que tenés enfrente por querer hacértela más fácil te dice: “Ah…, no! ¿En serio? ¡Pero no parecés!! ¡No te doy ni loco esa edad!” Con lo cual, si te quedaba alguna duda de que pasar la barrera del medio siglo te convertía en material de descarte, ahora ya no es una inquietud sino un cartel fluorescente, naranja bien chillón, que para el otro joven afortunado parece casi una enfermedad.
Búsquedas laborales, excluyente 25/40 años; jubilación en 10/15 años. Y la CRISIS. Esa que te cuentan que se da entre los 40 y los 50. Bueno, yo me empecé a preparar a los 38 y la tuve dormida durante los 40 pero explotó, la muy desubicada, justo ahora. Pero ese es un capítulo aparte. Canas, todavía piloteo bien con iluminación cada tantos meses para disimularlas. Ah, la presbicia. Fea palabra. Estuve esquivando los anteojos que me recetaron, un año entero, con la excusa de que no me gustaba el armazón (pasa cuando amarreteás y elegís el que la prepaga te da gratis) hasta que empecé a llamar a números equivocados, malinterpretar mensajes y estirar el brazo…tanto, a la mañana, que leer el diario se estaba convirtiendo en una tortura. Hete aquí que ni bien me los calcé, mi visión descendió en picada al punto de no ver casi con las gafas puestas! El ojo, decididamente, es el músculo más perezoso de nuestro cuerpo. No me va a ganar, me repito todas las mañanas ante la mini letra del diario. Sépanlo, seguimos ejercitando, pero… si me ven haciendo algo raro, ya saben a quien culpar.

Ante este horrible panorama, increíblemente, soy una persona feliz. Sí, creo que si me dieran la oportunidad de volver a cualquiera de mis anteriores décadas no lo haría. ¿Saben por qué? Porque recién ahora empiezo a conocerme, a quererme –con todo lo mucho que eso significa- y empieza a importarme diecisiete caramelos lo que opine el prójimo. O sea, empiezo a ser libre. Y eso… eso es impagable.

Mariana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ingresa tu email y recibe las notas de Mujer de 50 :

¿Cuántas estrellas le pondrías a esta nota?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...